¿En qué se diferencia Amiral Gestion de otras sociedades?

Amiral Gestion es una asociación de inversores con un elevado grado de implicación.

Accionistas todos ellos de Amiral Gestion, los gestores de los fondos Sextant mantienen, asimismo, una inversión significativa a título personal en sus propios fondos. Por eso, la rentabilidad de los fondos y la sociedad a largo plazo son el interés número uno de todos los socios.

¿Qué se entiende por “emprendedores que invierten”?

Nuestros colaboradores se consideran “emprendedores que invierten”, pues ser accionistas de su empresa, Amiral Gestion, así como de aquellas en las que invierten a través de los fondos Sextant, de los cuales son partícipes. Así pues, para nosotros, la rentabilidad es un valor profundamente arraigado, que permite maximizar la adecuación de nuestros intereses a los de los partícipes.

¿Qué es la gestión en subcarteras?

Ya cuando se constituyó la sociedad de gestión, detectamos varios retos. Por una parte, encomendar la gestión a una única persona presenta una serie de inconvenientes, en concreto, que no siempre tiene razón. Por otra, la gestión en comité o colegiada comporta un riesgo mayor: invertir en un marco de consenso, rara vez fuente de rentabilidad.

Así pues, hemos querido ofrecer a nuestros partícipes una solución distinta: la gestión en subcarteras.

Esto se traduce en que  cada fondo se subdivide en distintas carteras, cuya gestión se encomienda a un gestor con libertad para sus llevar a cabo sus acciones, mientras pueda explicárselas a los demás miembros del equipo de gestión, encajar las críticas y respetar el modelo y el proceso de gestión de la matriz. De esta manera, todo el mundo puede compartir y decidir si desea apostar o no por las mejores ideas.

De este modo, evitamos regirnos por el tristemente conocido “pensamiento único”.

Tal y como ilustra el diagrama que sigue a continuación, la verdadera singularidad de nuestra casa reside en esta gestión en subcarteras, poco frecuente en el mercado actual. Cumple su objetivo de maximizar las operaciones, además de haber tenido el mérito, nada desdeñable, de conseguir que despunte el talento y hacer responsable a cada miembro del equipo. Así pues, se trata de un aspecto que, para nosotros, tiene especial importancia, pues pone de manifiesto todos y cada uno de los errores que cometemos; la mejor manera de analizarlos, comprenderlos y avanzar.

¿Qué se entiende por gestión “Value”?

Se han dedicado infinidad de obras a la gestión “Value” y existen tantas definiciones como autores.

El autor de El inversor inteligente, Benjamin Graham,  es el padre de este concepto que sitúa la idea de “margen de seguridad” en el eje de la inversión: se trata de comprar un activo a un precio inferior a su valor intrínseco.

La filosofía de Sextant hunde muy profundo sus raíces en el estudio fundamental de la empresa y su valor. El objetivo: comprar activos de calidad por debajo de su valor intrínseco. Parece simple, pero es una ardua labor por numerosos motivos. Hay que ser ajeno a las modas y huir de Mr. Market, alegoría que inventó el autor para ilustrar el frecuente componente irracional del mercado.

En vista de que es imposible prever la evolución de las cotizaciones bursátiles a corto plazo y, por ende, los índices, debemos centrarnos en estudiar la empresa que queremos comprar al mejor precio. Ese aspecto es el que nos define como inversores “Value”.

“Compre solo aquello que estaría dispuesto a mantener si el mercado cerrase 10 años”, Warren Buffett.

Cuando compramos acciones, no pretendemos “jugar en bolsa” y revenderlas con una rápida plusvalía, sino que invertimos en las empresas por sus cualidades intrínsecas y porque están infravaloradas. La cotización bursátil no resume el ciclo de vida de una empresa. Nuestro momento es el de la empresa, no el de los mercados. Así pues, la formalización de una inversión no depende del plazo de colocación, sino de cuándo toca a su fin el periodo de infravaloración de la empresa. Estamos dispuestos a esperar muchos años antes de que se reabsorba. Esta estrategia nos reporta una ventaja competitiva importante, pues buena parte de la competencia renuncia a comprar títulos que no ofrecen perspectivas de rápida revalorización. Sin embargo, son los que brindan las mejores oportunidades.

El riesgo es un aspecto esencial de toda inversión. Desde hace bastantes años, el sector de la gestión de activos vive la profusión normativa en la materia. Además, Amiral Gestion ha adoptado todos los instrumentos y recursos necesarios para ofrecer la mejor respuesta posible.

Pero no nos desviemos del tema. ¿Cuál es el verdadero riesgo?

¿La volatilidad? A nuestro parecer, no.

“Prefiero ganar un 15% de media anual con una elevada volatilidad que un  12% con escasa volatilidad”, afirmó Warren Buffet. No lo olvide: la volatilidad es el mejor aliado del inversor que cosecha buenos resultados, pero el peor del perverso especulador.

El verdadero riesgo reside, ante todo, en equivocarse al invertir. Para Amiral Gestion, la idea de riesgo gira fundamentalmente en torno a la selección de los valores que se mantienen a través de nuestros fondos.

Al margen de la volatilidad y del contexto económico, una buena empresa será rentable. Por el contrario, incluso en un entorno de baja volatilidad y crecimiento boyante, las empresas de mala calidad se verán penalizadas y la inversión se perderá. De este modo, hemos sistematizado una “nota de calidad” para todas las participaciones de la cartera. Esta calificación valora la solidez del modelo económico y la rentabilidad histórica de la empresa y de la dirección. El objetivo es poder jerarquizar en todo momento nuestras ideas no solamente atendiendo a su potencial, sino también al riesgo.

¿Qué fondos reúnen los requisitos de un plan de ahorro en acciones (“PEA”, por sus siglas en francés)?

Un fondo reúne los requisitos de un PEA si está sujeto a una serie de limitaciones en el plano de la gestión. La principal es que debe invertir en todo momento al menos el 75% en acciones de empresas con domicilio social sito en un estado de la Unión Europea. Si cumple estas restricciones, reúne los requisitos de un PEA y ofrece ventajas fiscales sobre plusvalías muy interesantes.

En nuestra gama, los fondos Sextant PEA, Sextant Europe y Sextant PME se encuadran dentro de esta categoría.

En 2014, el límite de inversión en PEA pasó de 132.500 a 150.000 EUR y, con ello, se creó el PEA especializado en pymes, que tiene por objetivo canalizar el ahorro hacia las pymes-medianas empresas europeas. Por su parte, nuestro fondo Sextant PME reúne también los requisitos de este nuevo mecanismo y cumple con estas obligaciones.

¿Por qué Sextant Grand Large es más defensivo?

Sextant Grand Large no es un fondo de renta variable como los otros fondos Sextant.

Goza de mayor flexibilidad en cuanto al índice de exposición a los mercados de renta variable. Mientras que fondos como Sextant PEA o Sextant PME están obligados a invertir, al menos, el 75% en renta variable, Sextant Grand Large únicamente puede invertir en esta clase de activos el 20% como máximo. Esta libertad explica, en parte, su carácter más defensivo.

Otro elemento que explica su carácter defensivo  reside en su estrategia de selección de su cartera de renta variable No en vano, Sextant Grand Large únicamente apuesta por aquellos valores que, a nuestro parecer, presentan menor potencial a la baja a largo plazo, ya sea porque se trata de una empresa de excelente calidad o bien porque actualmente su valoración se sitúa en niveles cercanos al mínimo (como en el caso de la tesorería, por ejemplo).

¿En qué se diferencian Sextant PME y Sextant PEA?

Ambos fondos reúnen los requisitos de los PEA y, por ende, invierten el 75% en renta variable europea, al igual que Sextant Europe.

La diferencia reside en su condición de PEA especializado en pymes. Únicamente Sextant PME cumple este requisito de invertir un 75% en acciones de pymes-medianas empresas europeas.

En Sextant PEA, el equipo de gestión se reserva la libertad de invertir en empresas de mayor volumen.

Además, hemos querido ofrecer a nuestros socios un fondo puro dedicado a la temática de las pymes-medianas empresas, ámbito que, históricamente, Amiral Gestion ha dominado. Al igual que en Sextant PME, tampoco encontrará pymes-medianas empresas europeas.

Por el contrario, en Sextant PEA, hemos querido mantener la máxima libertad posible dentro de las limitaciones que impone la condición de plan de ahorro en acciones. Así pues, es frecuente hallar, junto al 75% dedicado a sociedades europeas, acciones americanas o incluso asiáticas.

El universo de inversión de Sextant PEA es mucho más abierto que el de Sextant PME.

¿A partir de cuándo estará accesible esta oferta de gestión privada?

Más que capitales gestionados, queremos, ante todo, ofrecer una solución pertinente a nuestros clientes y responder a sus necesidades. Así pues, pueden acogerse a esta oferta inversores que se identifican con esta filosofía y comparten con nosotros la pasión por la inversión.

A continuación, según el monto de los importes comprometidos, cada oferta difiere y se ajusta en función de la situación personal de cada cliente. Por ejemplo, creemos que, en concreto, es incoherente plantearse una gestión en títulos vivos para carteras de menos de 300.000 EUR por cuestiones de gastos y de diversificación. Es aquí donde la gestión en fondos cobra todo su sentido. Por el contrario, para las inversiones de varios millones de euros, en ocasiones acompañamos a nuestros clientes en la creación de SICAV exclusivas que invierten en renta variable.

¿Qué medidas fiscales ofrece?

Una buena gestión financiera comienza, en primer lugar, por elegir el paquete que mejor se ajusta a su perfil.

La gestión de su cartera se llevará a cabo en virtud del contrato que mejor se adapte a su situación (cuenta de valores, seguro de vida de derecho francés o luxemburgués, contrato de capitalización u OICVM dedicado). Sea cual sea la solución elegida, sus activos estarán preservardos en entidades financieras de la talla de Caceis Bank France, CA Luxembourg, CM-CIC Securities, Neuflize Vie, etc.

¿Como cliente de gestión privada de Amiral Gestion, ¿en qué clases de activos invertiré?

Con la obligación de no extralimitarnos en nuestras competencias, la cartera podrá invertirse, según las necesidades y las oportunidades, en un amplio abanico de instrumentos: obligaciones de alto rendimiento, SOCIMI, certificados representativos de metales preciosos u OICVM independientes con el objetivo de exponerse a determinadas regiones del mundo.

Aviso: las rentabilidades pasadas no son un indicador fiable de las rentabilidades futuras
Aviso legal - Información reglamentaria - Atención al Inversor
© Amiral Gestion - Sociedad por acciones simplificada (société par actions simplifiée) con un capital de 629.983 euros - Sociedad de gestión de carteras autorizada por la Autoridad de mercados financieros francesa (AMF) con el número GP-04000038 Sociedad de correduría de seguros inscrita en el ORIAS con el número 12065490.